15 Pueblos con encanto en Huesca

La provincia de Huesca tiene numerosos rincones por descubrir, por muchas veces que la hayas recorrido. Eso os lo podemos asegurar al 100%. Sólo tenéis que ver la lista de pueblos con encanto en Huesca que os vamos a mostrar en este artículo para que os deis cuenta.

Pueblos bonitos de Huesca

pueblos encanto huesca

Huesca está repleta de numerosos pueblos bonitos. Pueblos que se encuentran enclavado en parajes naturales excepcionales, con un patrimonio cultural e histórico envidiable. ¡Los tenéis que recorrer todos!

Descubre los preciosos pueblos de Huesca

Tanto si vives en Huesca, como cerca de la provincia, es más que probable que conozcas un buen número de estos pueblos bonitos. También os vamos a intentar mostrar otros más desconocidos para que descubráis nuevos lugares. Eso sí, hemos de reconocer que nos hemos dejado otros muchos pueblos por incluir. ¡Huesca tiene tantos pueblos bellos!

pueblos bonitos aragon

    Esperamos que obtengas ideas para una escapada de fin de semana. Si es así, os recomendamos que os alojéis en una de las más de 500 casas rurales en Huesca con las que contamos en Sensación Rural.

Ahora sí, aquí os enseñamos 15 de los pueblos con más encanto en Huesca. ¡Recordad que no están todos lo que merecerían!

1. Aínsa

Aínsa es uno de los pueblos con más encanto en Huesca. De eso no cabe duda. Enclavado en la zona central del Pirineo Aragonés, justo en la confluencia de los ríos Cina y Ara, la ubicación de Aínsa es sencillamente espectacular. Su villa medieval, junto con su fortaleza amurallada, se encuentra en perfecto estado de conservación, hasta el punto de ser considerado uno de los Pueblos Más Bonitos de España.

ainsa

Mikipons

El casco antiguo de Aínsa está declarado Conjunto Histórico-Artístico, donde su plaza mayor y sus arcos destacan sobremanera e invita al turista a recorrer todo el entramado medieval, lleno de calles estrechas, casas y rincones sencillamente preciosos. Entre sus monumentos, podemos visitar el castillo, su muralla y la Torre del Tenente, del siglo XI y reconstruida en el siglo XVII. También se puede visitar la Iglesia Parroquial de Santa María, de estilo románico, con su alta torre o diferentes casas que muestran la arquitectura tradicional del pueblo oscense, como son la Casa Arnal o la Casa de Bielsa, del siglo XVI.

2. Alquézar

Alquézar está en el corazón de la Sierra de Guara y eso ya es motivo más que suficiente para ser considerado uno de los pueblos más bonitos de Huesca. No en vano, ya es considerado uno de los pueblos más bonitos de España. Pero su ubicación no es lo único excepcional. Alquézar se mimetiza con el paisaje calizo de la Sierra de Guara para configurar una de las villas medievales más auténticas.

alquezar

El estado de conservación de Alquézar, junto al entramado tan característico de su villa, le ha valido para ser declarado Conjunto Histórico-Artístico. Dentro de su inmenso patrimonio, la joya arquitectónica es la Colegiata-Fortaleza de Santa María La Mayor, que corona la localidad y está declarado Monumento Nacional. Un lugar que además ofrece unas vistas espectaculares del Cañón del Río Vero. También puedes visitar su Portada Gótica, que da entrada al casco antiguo de la villa, la Ermita de Nuestra Señora de las Nieves, del siglo XVII y, cómo no, su Plaza Mayor.

3. Lanuza

Lanuza es uno de los pueblos más singulares de Huesca. Conocido por dar nombre a un embalse del Valle de Tena, es un ejemplo de cómo puede una localidad resucitar en los tiempos que hoy en día corren. Lanuza iba a ser anegado por este pantano, pero finalmente muchas de sus casas se salvaron del agua, algo que hizo que se haya rehabilitado gracias a los propietarios.

lanuza

Max Guitare

En Lanuza, destacan las construcciones de piedra y pizarra tan características de la zona, además de sus casas con puertas y ventanas de madera, decoradas con macetas de flores vistosas. Desde la orilla, las calles culminan en la iglesia de San Salvador del siglo XIX, su edificio más importante, aunque lo más destacable son las increíbles vistas de todo su entorno y la simbiosis del pueblo dentro del Valle.

4. Roda de Isábena

Roda de Isábena es un pequeño pueblo del este de la provincia de Huesca que, sin embargo, contiene una inmensa riqueza arquitectónica. Para muestra, un botón. Es la población más pequeña de España -con poco más de 60 habitantes- que cuenta con una Catedral. ¿No os parece curioso? En esta localidad, la piedra es el ingrediente principal para crear un conjunto monumental de primer orden. ¡Tienes que visitar Roda de Isábena!

roda isabena

Anselm Pallàs

Roda de Isábena es bien conocida por todos gracias a su Catedral. La Catedral de San Vicente Mártir. Levantada entre los siglos XI y XII, de estilo románico lombardo, fue reformada en el siglo XVIII. También puedes visitar el Palacio del Prior, dentro de la catedral. Otros monumentos de interés en Roda de Isábena son su Plaza Mayor, la Ermita de San Salvador o la Ermita del Pilar.

5. Torla

Torla es un pueblo bien conocido por los amantes de la naturaleza. ¿Por qué? La razón es bien simple, es la localidad que da entrada al acceso principal del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Esta pista ya nos da a entender el maravilloso entorno en el que se queda enclavado este pueblo, rodeado de inmensas montañas y faldas rocosas espectaculares, ofreciendo una de las mejores vistas que podemos obtener del Pirineo Aragonés, con la montaña de Mondarruego de fondo.

torla

La localidad de Torla se encuentra mágicamente sostenida sobre un acantilado, donde su entramado medieval maravillará al turista. Torla está coronada por la Iglesia de San Salvador, otro punto de interés por el edificio en sí y por sus vistas,  reconstruida en el siglo XVII.  A lo largo de sus calles, podrás descubrir la arquitectura altoaragonesa. De hecho, aun se conservan muchísimas casas del siglo XVII, como la Casa Viu, la Casa Oliván o la Casa Sastre.

6. Sandiniés

El Valle de Tena tiene pueblos increíbles que debes de visitar. Pueblos aparentemente desconocidos por el gran público que son ejemplo de aldea de montaña perfectamente conservada. Sandiniés es precisamente una de estas localidades. Estamos hablando de un pueblo con no más de 30 casas de piedra con ventanales verdes que antiguamente fueron establos y hoy en día están totalmente rehabilitados.

sandinies

Dentro de la localidad, podemos pasear por sus estrechas calles y encontrar diferentes lugares de interés, entre los que destaca la Iglesia Parroquial de San Julián, del siglo XVII o la fuente-lavadero que se encuentra junto a la plaza. De igual manera, desde este pueblo podéis disfrutar de unas vistas únicas del Valle de Tena desde La Punta de las Eras.

7. Ansó

En el extremo noroccidental de Huesca, en el Valle de Ansó, encontramos el pueblo que lleva su mismo nombre. Ansó se encuentra en una ubicación perfecta para los amantes de la naturaleza, puesto que en su Valle se pueden realizar numerosas rutas de senderismo o escalada, por ejemplo. El pueblo de Ansó, por su parte, es un precioso pueblo en el que la piedra, madera y rejas configuran todas sus casas y monumentos.

anso

Eneko!!!

Entre los lugares de interés que puedes visitar en Ansó, destaca su torreón medieval del siglo XVI, así como la Iglesia Parroquial de San Pedro, un precioso edificio religioso de estilo gótico y pinceladas de estilo barroco y renacentista. Para acercarte más a su cultura e historia, te recomendamos una visita al Museo Etnológico, el Museo de Arte Sacro o el Museo del Traje.

8. Benasque

En pleno corazón del Valle que lleva su mismo nombre, encontramos el pueblo de Benasque, situado entre los embalses de Paso Nuevo y Linsoles. El Valle es ampliamente reconocido por los amantes de la montaña y de la naturaleza, donde podemos destacar el Parque Natural de Posets-Maladeta. ¡Estamos seguros de que todo su entorno os enamorará!

benasque

Javier Gimenez

Dentro del casco antiguo de Benasque, podemos encontrar un pueblo que mantiene en pie numerosas de sus casas y edificios de hace siglos, constituidos por piedra y pizarra, tan característicos de los pueblos de alta montaña. Entre los monumentos que podemos destacar dentro de Benasque, el turista puede visitar la Iglesia de Santa María La Mayor, de origen románico, así como el Palacio de los Condes de Ribagorza, el Torreón de la Casa Juste o la Casa Faure.

9. Bestué

Hay pueblos muy desconocidos que, sin embargo, muestran un encanto totalmente excepcional. Uno de estos pueblos es, sin lugar a dudas, Bestué, gracias a los diferentes elementos que lo componen. Por un lado, tenemos un paisaje dominado al fondo por las Tres Soroses (Cilindro de Marboré, Monte Perdido y Soum de Ramond), junto con un conjunto de bancales, fruto de la explotación ganadera años atrás, y un casco antiguo bien conservado, típico de las aldeas pirenaicas que tanto nos gustan.

bestue

Bestué es una pequeña localidad del Valle de Puértolas, en la Comarca del Sobrarbe y un lugar que os recomendamos visitar para obtener unas vistas únicas e inigualables. Además de poder disfrutar de estas maravillosas vistas, dentro del conjunto de Bestué, podemos pasear por su entramado pedregoso y empinado, pudiendo ver numerosas bordas y casas, entre las que destaca la Casa Antón de Mur, del siglo XVI, así como la Iglesia de San Pedro, o la Ermita de la Virgen del Barrio.

10. Sallent de Gállego

Sallent de Gállego es un pequeño pueblo que se encuentra a orillas del embalse de Lanuza, próximo a la frontera con Francia. Se trata de unos de los pueblos con más encanto de Huesca, ampliamente conocido por aquellos que visitan frecuentemente el Pirineo Aragonés.

sallent gallego

Jesús Abizanda

Nada más llegar al pueblo, somos recibidos por  el “Puente de Paco”,  un puente medieval que nos da la bienvenida a la localidad. Pasa sobre el río Aguas Limpias y data del siglo XVI. Una vez dentro, podemos visitar la estatua de El Gigante de Sallent, en honor a Fermí Arrudi, que llevó el nombre del pueblo por todo el mundo. Por último no puedes dejar de visitar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, situada en la zona alta de la villa, que posee un estilo gótico tardío.

11. Jaca

Sí, Jaca tiene título de ciudad, pero no podíamos dejar de lado esta maravillosa localidad llena de historia y de unos monumentos espectaculares. La Capital de Jacetania tiene una historia milenaria, cuya grandeza se ha debido a diversos factores, como la cercanía a uno de los pasos más accesibles con Francia o ser lugar de paso del Camino de Santiago. La realidad es que, desde la Edad Media, Jaca ha tenido una gran relevancia histórica y, lo más importante de todo, ¡ha sabido conservar buena parte de su excelso patrimonio!

jaca

Carlos M. M.

Entre los diferentes monumentos que nos podemos encontrar en Jaca, destaca evidentemente su ciudadela, una fortificación militar característica por formar una estrella de cinco puntas, edificada a finales del siglo XVI y declarada Monumento Histórico-Artístico en 1951. También se puede visitar la Catedral de San Pedro, uno de los primeros edificios religiosos del románico, dentro del cual podemos visitar el Museo Diocesano de Arte Románico. Además, otros lugares de interés son la Iglesia del Carmen o el Real Monasterio de las Benedictinas, del siglo XVI, ¡pero aun tienes muchos sitios más por descubrir!

12. Muro de Bellós

Dentro de este post sobre pueblos con encanto en Huesca, queremos hablar también de uno de los pueblos abandonados oscenses con más solera. En este caso, hemos decidido hablar de Muro de Bellós, un pequeño pueblo deshabitado desde hace unos 15 años en un paraje espectacular, en la confluencia de los ríos Yesa, Bellós y Cinca, ofreciendo unas vistas maravillosas del Pirineo Aragonés.

muro de bellos

Juan R. Lascorz

Su ubicación en el cerro es una de las imágenes más impactantes que podemos encontrar. Con una decena de casas en pie, de piedra y tejados de losa de pizarra, componen un entramado  que debes descubrir. Un entramado que nos recuerda el pasado ganadero de esta localidad. Desde hace años, se están organizando acciones para rehabilitar este bello pueblo, ¡esperemos que vuelva a ser una realidad!

13. Montañana

En plena franja, en la Comarca de Ribagorza, Montañana siempre ha aparecido como uno de los pueblos más bonitos de Huesca. ¡Y con mucha razón! Prácticamente despoblado y en plena montaña, Montañana está constituido por dispersos caseríos, casas de cultivo y un núcleo urbano cuya perfecta conservación le valió para ser declarado Conjunto Histórico-Artístico hace más de 40 años.

montañana

Thierry Llansades

Para el turista, es un placer poder pasear por las calles empedradas de Montañana o cruzar su puente medieval.  Podemos encontrar diversos miradores perfectos para divisar toda la belleza del Valle del Noguera, así como monumentos de interés como la torre de la Cárcel, la Iglesia de Santa María de Baldós, de estilo románico-gótico, o la Ermita de San Juan.

14. Graus

Graus es el pueblo más grande de la Comarca de Ribagorza, una localidad de cerca de 3000 habitantes situada sobre el rio Ésera que impacta gracias a su arquitectura, determinada por multitud de estilos y su entramado medieval de gran belleza. Además, su patrimonio está perfectamente conservado, lo que le valió en 1975 para ser declarado Conjunto Histórico-Artístico.

graus

Anselm Pallàs

El mejor ejemplo de la majestuosidad arquitectónica se puede ver en la misma Plaza Mayor de Graus, una de las más bellas que podemos encontrar. Rodeada de casas nobles y coloridas, cuenta con estilos de arquitectura mudéjar y renacentista. También puedes visitar la Basílica de la Virgen de la Peña, del siglo XVI, de estilo gótico-renacentista, así como el Espacio Pirineos, en la antigua Iglesia de la Compañía de Jesús.

15. Hecho

El pueblo de Hecho se encuentra en el valle que lleva su mismo nombre, dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales del Pirineo Oscense, junto al Río Aragón. Su entorno natural le hace ser un sitio perfecto para los amante de la montaña y de la naturaleza, como punto de inicio para numerosas rutas senderistas por el Parque Natural.

hecho

Asier Sarasua Aranberri

Hecho es un pueblo muy reconocido por mostrar la arquitectura popular de la zona, donde destacan las grandes balconadas, las bordas y las construcciones de piedra, pizarra y las chimeneas cónicas. Buenos ejemplos de esta arquitectura son la Casa Gascón o la Casa Mazo. De igual manera, en Hecho puedes visitar la Iglesia Románica de San Martín o la Torre Ysil, del siglo XVI.

Como veis, existen numerosos pueblos bonitos en la provincia de Huesca. Y tú, ¿los has visitado todos?

¡Comparte este artículo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *