Casas rurales en Toledo

Hemos encontrado 197 alojamientos rurales en Toledo

Turismo rural cerca de Toledo

Situada al sur de Madrid, Toledo es una provincia con una mezcla perfecta de patrimonio, historia y naturaleza. Si deseas pasar unos días alejados del ruido y de los núcleos urbanos, Toledo es uno de los mejores destinos de turismo interior de España. Sobre todo, si es en un alojamiento rural.

Un lugar idílico para disfrutar de una casa rural durante unos días. Si quieres, también puedes ver otras casas rurales en Castilla La Mancha, como en Albacete, Ciudad Real, Cuenca o Guadalajara.

Entre los espacios naturales que puedes visitar en la provincia de Toledo se encuentra el Parque Nacional de Cabañeros. Con más de 40.000 hectáreas, este espacio –compartido con Ciudad Real- cuenta con una geología muy característica, pues se mezclan las rañas de secano con bosques representativos del Mediterráneo. Todo ello, rodeado de diferentes formaciones montañosas, como por ejemplo las sierras del Chorito o el Macizo del Rocigalgo. En este parque nacional podrás ver grandes aves como el águila imperial ibérica, el buitre negro o la cigüeña negra, además de grandes mamíferos como el corzo, el jabalí o el ciervo.

Otra buena opción para practicar el turismo rural en Toledo está en las Barrancas de Castrejón y Calaña. Se trata de un monumento natural situado en los municipios de Burujón, Albarreal de Tajo y la Puebla de Montalbán. Esta formación geológica arcillosa se formó hace más de 25 millones de años gracias a la erosión del viento y de las aguas del río Tajo y están coronadas por el “Pico del Cambrón".

También puedes visitar durante tu estancia en una casa rural de Toledo la Garganta de las Lanchas. Declarado espacio natural protegido en 2003 y situado en los la Sierra de Sevilleja, al sur de la provincia, pertenece al municipio de Robledo del Mazo. La particularidad de este espacio reside especialmente en los bosques de laurisilva. Se trata de una espacie que no existe en otro lugar en España y que se extinguió hace más de 300 años.

Situado a su vez en el sur de Toledo tenemos el monte de Quintos de Mora. Situado en el municipio de Los Yébenes. Esta finca tiene casi 7.000 hectáreas. De forma cuadricular, su llanura está protegida por dos espaldones montañosos.

Con todos estos datos, está claro que si quieres disfrutar de la naturaleza, es una gran opción escoger una casa rural en Toledo. Puedes encontrar diferentes tipos de alojamientos rurales en Toledo en función de lo que busques. Tienes pequeñas casas para estar con tu familia o un pequeño grupo de personas y realizar diferentes viajes. Si quieres, también puedes ir con un mayor número de amigos y disfrutar de una casa rural con piscina.

Incluso puedes celebrar importantes eventos en los cigarrales. Los cigarrales son fincas burguesas típicas del sur del Tajo y, más concretamente, de Toledo. Por norma, estas fincas deben de tener un mínimo de 7.000 hectáreas. Muchos de estos terrenos se han rehabilitado para darles un nuevo uso. Algunos cigarrales son ahora Spas, por ejemplo, siendo un atractivo lugar para practicar el turismo termal. Y, cómo no, otros cigarrales se han rehabilitado como casas rurales que pueden servir para celebrar eventos como bodas.

Además, estas casas rurales están muy cerca de Toledo. Si pasas unos días con amigos, puede ser interesante ir a conocer un poco mejor esta gran ciudad.

Toledo es una provincia de arte e historia. En su ciudad es donde comienza la Ruta del Quijote, que posteriormente pasa a Ciudad Real, pasando por pueblos tan reconocidos en la Obra de Cervantes como El Toboso, lugar de procedencia de su amada Dulcinea.

Puedes aprovechar tu estancia en una casa rural para ir a visitar la ciudad de Toledo. Conocida como la "Ciudad Imperial", Toledo tiene una historia increíble. No en vano, grandes civilizaciones han vivido en la ciudad. Desde los romanos hasta los musulmanes y cristianos, pasando también por los visigodos en la Edad Media.

Fruto de todo ello, Toledo es conocida por sus murallas y monumentos históricos.

Uno de estos monumentos más reconocidos es la Puerta de Bisagra. Se conservan partes del cuerpo interior de la puerta de su estructura original musulmana. Posteriormente, y ya en los reinados de Carlos V y Felipe II, fue reconstruida. La Puerta de Bisagra -conocida también como "Puerta Nueva" puesto que ha otra del mismo nombre muy cerca, denominada "Puerta de Alfonso VI- está constituida por dos muros altos almadenados y que forman un patio interior gracias a su unión. En el lado externo, la Puerta Nueva de Bisagra tiene un arco de medio punto con sillares almohadillados, coronados finalmente por el escudo de la "Ciudad Imperial". La entrada está protegida por dos torreones circulares.

Como ya hemos mencionado, además de la Puerta Nueva de Bisagra, hay un Puerta Antigua. Bajo el nombre de Puerta de Alfonso VI, esta puerta fue construida en el siglo IX. Está custodiada por una serie de torres, de estilo califal. Además, contiene numerosas reformas que denotan el paso de diferentes civilizaciones. Por ejemplo, uno de los arcos está coronado por un relieve visigodo. Otro ejemplo. Los tres arcos y ventanos de la parte superior son de estilo mudéjar.

Si nos centramos en la parte oriental de la muralla de Toledo, podemos encontrar también el Castillo de San Servando. Construido a principios del siglo XI como un monasterio, con el paso de las décadas se convirtió en un alcázar tras las constantes amenazas de invasión por parte de los musulmanes. Definitivamente, ya en 1147, fue conquistado por los cristianos. En 1874 es declarado conjunto histórico-artístico nacional. A los pies de este castillo se encuentra la Puerta de Alcántara. Con una base que data del período romano, la estructura vigente es de origen árabe. Punto estratégico en la defensa de la ciudad, ha sido reconstruido durante muchas ocasiones a lo lago de la historia. Desde 1921 está declarado como monumento nacional.

Otras puertas de especial interés turístico en Toledo son la Puerta de Valmardón, la Puerta del Sol y su increíble mirador o la Puerta del Cambrón.

Probablemente, puedas combinar la visita del rico patrimonio histórico de Toledo con su patrimonio artístico y cultural. Sin lugar a dudas, El Greco destaca sobre todo lo demás. Puedes visitar el Museo de El Greco en Toledo, donde podrás ver el "apostolado", la "Vista y plano de Toledo" y "Las lágrimas de San Pedro". En este museo también podrás ver obras de Murillo, Luis Tristán o Valdés Leal.

Como podéis ver, si vais a Toledo tenéis muchas cosas que ver. Además, disfrutaréis mucho con vuestros amigos o familiares paseando por las emblemáticas plazas de Zocodover, la Plaza de Santa Teresa de Jesús o la Plaza de Santa Clara.

Si lo prefieres, también puedes visitar la ciudad de Talavera de la Reina. Situada en el margen derecho del río Tajo. La ciudad toledana tiene grandes atractivos para el turista como los es la Basílica de Nuestra Señora del Prado, la Iglesia de Santa María la Mayor o el Puente Romano.

Si lo que preferías es estar por algunos de los pueblos más conocidos de Toledo, podéis también hospedaros unos días en una de las casas rurales de estas localidades.

Uno de estos pueblos es Escalona, una pequeña localidad de casi 3.500 habitantes. También conocido como Escalona del Alberche, donde podrás visitar el Castillo de Escalona, cuya fortificación tiene un extenso palacio mudéjar y que fue declarado monumento arquitectónico artístico (nivel similar a Bien de Interés Cultural).

Otra localidad donde puedes alquilar una casa rural es Segurilla. Alguno de los lugares de interés de esta localidad son su atalaya, la Ermita de la Soledad o el Vahondillo. También tiene un Observatorio Astronómico, por lo que si te gusta la astrología y la observación de las estrellas, puede ser un sitio perfecto para un fin de semana.

La última propuesta que te hacemos para alquilar una casa rural, aunque también hay localidades interesantes que visitar como Consuegra o Camuñas, es Villanueva de Bogas. En esta localidad de Toledo podrás ver las ruinas de la Ermita de San Marcos o donde te podrás escapar al Embalse de Finisterre.

Preguntas frecuentes antes de alquilar una Casa Rural en Toledo

Las zonas turísticas de Toledo, donde hay una mayor oferta de turismo rural, son Los Montes de Toledo, La Mancha Alta y el Campo de San Juan.

Algunos de los pueblos de Toledo donde puedes alquilar una casa rural son El Toboso, Orgaz, Consuegra y Navahermosa.

El precio medio, por persona y noche, asciende a 30€. Hay que tener en cuenta, eso sí, que el precio puede variar a lo largo del año.

En Sensación Rural, disponemos de 200 casas rurales en Toledo.

La demanda de alojamientos rurales en Toledo suele ser mayor entre los meses de junio y agosto.

En otoño e invierno, una de las características que se demandan en un alojamiento rural es que disponga de chimenea. Para una escapada relajante, también se demandan casas rurales con jacuzzi, con piscina climatizada e incluso con spa.

Cuando el calor aprieta, lógicamente se demanda casas rurales con piscina. A partir de primavera, también aumentan las consultas de alojamientos con barbacoa.

Si buscas un alojamiento para grandes grupos, probablemente encajen casas rurales como la Casa Rural el Palomar de Monico, la Casa Rural La Señorita, la Casa Rural del Puerto de San Vicente o la Finca El Molino.

Algunas de las casas rurales de Toledo destinadas al alquiler íntegro son la Casa Rural Virgen del Rosario, la Casa Rural Los Rosales, La Casa La Corrala o la Casa Santa Ana.

Para una escapada en pareja, puedes echar un vistazo a alojamientos como La Dehesilla de Toledo, el Hotel Rural El Infante o La Posada.

Para una escapada en familia, donde los niños se lo pasen en grande, os recomendamos casas rurales como La Casona de Torcón, la Casa Rural El Patas o El Descanso de Sancho.
;