30 pueblos con encanto en Cataluña

Cataluña es una tierra que lo tiene todo: mar, montaña y un patrimonio envidiable. Todo eso y más lo vas a ver en este artículo, recorriendo algunos de los pueblos con más encanto en Cataluña.

Día de Cataluña

Como todos sabéis, cada 11 de septiembre se celebra el Día de Cataluña, bien conocido como la Diada. Un día en el que os invitamos a visitar alguno de los hermosos pueblos que veréis a continuación.

pueblos encanto cataluña

Pueblos bonitos de Cataluña

Como sabemos que visitar cada uno de estos pueblos puede conllevar mucho tiempo, desde Sensación Rural os invitamos a que lo hagáis tranquilamente alojándoos en una de las más de 1.500 casas ruarles en Cataluña con las que contamos en nuestro portal.

Aquí podréis encontrar un completo listado de pueblos, ya sean medievales, de montaña o en la costa, pero todos ellos con un encanto especial. De eso, estamos seguros.

pueblos bonitos cataluña

Os mostramos 30 de los pueblos más bonitos en Cataluña y que tenéis que visitar, sí o sí. Lo mejor de todo es que esta bella tierra tiene aún más localidades igualmente bellas. Sencillamente, ¡nos hemos quedado cortos!

1. Cadaqués

Los pueblos de pescadores se van sucediendo a lo largo de la Costa Brava, pero pocos, por no decir ninguno, mantienen tan bien su esencia como Cadaqués. No es de extrañar que fuera el refugio de Salvador Dalí, cuya presencia no ha hecho sino agrandar aún más la belleza de este pueblo repleto de casas blancas inmaculadas que, junto con sus preciosas calas y el Cap de Creus, marcan un entorno sencillamente inmejorable. Muchos lo consideran el pueblo más bonito de Cataluña, ¿y vosotros?

cadaques

Didac García

En Cadaqués, puedes pasear tranquilamente por su casco antiguo, donde destaca la Iglesia de Santa María. Como no podía ser de otra manera, las referencias a Dalí aparecen por múltiples puntos del pueblo, siendo su epicentro la Casa Museo del artista.

cadaques casas

Fèlix González

2. Rupit i Pruit

A menos de 100 Km. de Barcelona, encontramos dos núcleos bien diferenciados con un encanto en común. Se trata de Rupit i Pruit, que funcionan actualmente como una única población.

rupit i pruit

Miquel Lleixà Mora

Por un lado, en Rupit encontramos uno de los mejores ejemplos de pueblos medievales de Cataluña. Coronado por su castillo, dl siglo IX,  encontramos diferentes casas de los siglos XVI y XVII entre calles adoquinadas. Por el otro, encontramos Pruit, caracterizada por sus masías diseminadas. Ambos conjuntos ofrecen unas vistas espectaculares de la Sierra de Cabrera, a la que se amolda con increíble facilidad.

rupit

Albert Aguilera

3. Miravet

En la provincia de Tarragona, cerca de la desembocadura del río Ebro, encontramos un pueblo que se moldea a la perfección con uno de los últimos meandros de este extenso río. Se trata de Miravet, un pueblo con mucha historia, foco de guerras carlistas o de la misma Guerra Civil.

miravet

Francesc

Además de las vistas que nos ofrece esta localidad, ya sea su estampa rodeada por el Ebro, o las vistas que se ofrecen desde el propio pueblo, Miravet destaca por su Castillo Templario, declarado Bien de Interés Cultural. Un edificio de origen musulmán y de estilo románico cistercense. En Miravet, también puedes visitar otros monumentos, como su antigua iglesia. También puedes visitar la zona a través de los clásicos paseos en barca.

4. Besalú

Dentro de la Comarca de la Garrotxa encontramos Besalú, una villa medieval que constituye uno de los pueblos más bonitos de Cataluña. La perfecta conservación de este pueblo le valió para ser declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1966.

besalu

Reconocido por su entrada, a través de un puente medieval del siglo XI, Besalú ha vivido anclado en el tiempo. Otros lugares de interés de Besalú son el Monasterio de Sant Pere, del siglo XII, la casa de Cornellà o la sala gótica de la Curia Real. Un pueblo que ya os recomendamos en su día para realizar una perfecta escapada romántica.

5. Arties

Arties es uno de los pueblos pirenaicos más característicos de Cataluña, situado entre río Garona y el río Valarties. Uno de esos pueblos preciosos que se encuentran en el Vall d’Aran y que os recomendamos visitar, donde destacan sus casas en piedra y tejados de pizarra.

arties

Iloiola

En el casco antiguo de Arties, podéis visitar la Iglesia románica de Santa María de Arties, construida entre los siglos XI y XIII y declarada monumento histórico-artístico. Otros monumentos de interés son la Iglesia gótica de Sant Joan de Arties, del siglo XIV, la casa de los Portolà, e incluso disfrutar de sus piscinas termales.

6. Siurana

En la comarca del Priorat, Tarragona, podemos encontrar la bella localidad de Siurana. Siruana está en la zona baja de la Sierra de Gritella, junto con el pantano que lleva su nombre, en un entorno natural bien preciado por los senderistas. Ahí, en un cerro, surge un pequeño pueblo con muchísimo encanto, coronado por las ruinas de su castillo, uno de los últimos reductos de los musulmanes en tierras catalanas.

siurana

Francesc

Además de las excelentes vistas que nos ofrece su mirador de toda la zona, las pocas y estrechas calles de Siurana nos transportan a un tiempo pasado. En Siurana, destaca sobremanera la Iglesia románica de Santa María, construida entre los siglos XII y XIII, gracias a su buen estado de conservación.

7. Tossa de Mar

Tossa de Mar es uno de los pueblos más bonitos de la Costa Brava, por lo que evidentemente tiene que estar en esta lista.  Situado entre preciosas calas, destaca el recinto amurallado de la Vila Vella, del siglo XIII, junto con Sa Roqueta, el antiguo barrio de pescadores, que aun mantiene intacto todo su encanto. Un lugar de cine, en el que Ava Gardner protagonizó la película “Pandora y el Holandés Errante”.

tossa mar

Si visitas Tossa de Mar, pasear tranquilamente por el recinto medieval es obligatorio. Declarado Monumento histórico-artístico en 1931, es la única construcción costera de este tipo en Cataluña. Además, también puedes visitar la Iglesia Parroquial de San Vicente, de estilo clásico, construida en el año 1755, y que sucedió a la iglesia que se encontraba dentro del recinto, ya en ruinas, aunque igualmente atractiva.

tossa mar casco

8. Mura

La comarca del Bages tiene muchos rincones que descubrir. Dentro del Parque Natural de Sant LlorenÇ del Munt i l’Obac, surge un pequeño pueblo con encanto que, a pesar de su cercanía con Barcelona, tiene poca afluencia de turistas, por lo que es perfecto para visitar tranquilamente. Os hablamos de Mura.

mura

Rafel Miro

La conservación del pueblo de Mura es lo que más llama la atención lo que, unido a los diferentes rincones naturales como la gorja del padre, le hacen un destino perfecto. Descubre también lugares como la ermita de Sant Antoni, la iglesia de Sant Martí o espectaculares masías como el Puidg de la Balma.

mura casas

Anselm Pallàs

9. Guimerà

Guimerà es una localidad de menos de 300 habitantes de la comarca de Urgell. Un pequeño pueblo con encanto catalán que nos trasladará literalmente a la Edad Media. Simplemente, pasea por sus calles laberínticas y empinadas para descubrir rincones maravillosos. No en vano, el núcleo medieval de Guimerà está declarado Bien de Interés Cultural.

guimera

Guimerà

En el pueblo de Guimerà podéis no solo dar un paseo por sus calles, también podéis visitar las ruinas del Castillo de Guimerà, del siglo XII, que ofrece unas excelentes vistas del Valle del Corb,  así como la Iglesia gótica de Santa María, del siglo XIV o la capilla de Sant Esteve.

10. Pals

Pals es uno de los pueblos medievales más espectaculares de Cataluña. Situado en la comarca del Baix Empordà, en un entorno natural realmente precioso. El patrimonio histórico de su villa es su mayor reclamo turístico, el cual está declarado como Bien de Interés Nacional, donde los estilos gótico, románico y barroco se entremezclan armónicamente. En definitiva, un pueblo con encanto que bien merece una y más visitas.

pals

Si vas a Pals, te recomendamos un tranquilo paseo por su villa medieval, descubriendo pequeños rincones entre sus calles, como la plaza mayor, las torres de estilo gótico, la torre de las horas o su castillo. Fuera del recinto, también puedes encontrar diversas masías realmente atractivas a ojos del turista.

pals calles

11. Bagà

Nos trasladamos a la provincia de Barcelona. En concreto, a la entrada del Parque Natural del Cadí-Moixeró. Un lugar perfecto para estar en contacto con la naturaleza, donde destaca el nacimiento del río Bastareny. Cruzando un puente romano sobre este río surge Bagà.

baga

Jordi Agustí

Puedes pasear por las calles empedradas de la villa de Bagà, cuyo trazado medieval data del siglo XIII. Considerada como la capital histórica del Atl Berguedà, puedes visitar su Plaza Mayor e Iglesia, además del Museo Cátaro.

12. Roda de Barà

Al norte de Tarragona, podemos encontrar un bonito pueblo costero, donde el arco es su mayor característica: Roda de Barà. No en vano, fue un importante enclave dentro de la Vía Augusta, en la época marítima. Hoy en día, es uno de los pueblos de la Costa Dourada con más encanto, contando con playas bien conservadas y limpias, un mirador, como el de Pujol de Morella, que permite unas vistas inmejorables del mar.

roda bara

Calafellvalo

Las casas blancas embellecen un pueblo que tiene como principales monumentos el arco romano, la iglesia parroquial de San Bartolomé o la Ermita de la Madre de Dios de Barà.

13. Calella de Palafrugell

Calella de Palafrugell es uno de los pueblos costeros con más encanto de la Costa Brava y de Cataluña. Sin ir más lejos, fue el lugar que inspiró a Joan Manuel Serrat para componer su éxito “Mediterráneo”. Un pueblo de pescadores de postal con preciosas calas y casas blancas que se mantiene esplendoroso con el paso del tiempo.

calella palafrugell

Además de pasear por su paseo marítimo o por el interior del pueblo, donde destaca la Iglesia de Sant Pere, tenemos muy cerca el maravilloso Jardín Botánico de Cap Roig y el Camí de Ronda, un sendero a lo largo de la costa y los acantilados donde descubrir parajes naturales de la Costa Brava realmente únicos.

calella palafrugell playa

14. Taüll

El Vall de Boí es un auténtico paraíso para todos los amantes de la naturaleza. Es aquí donde surgen pequeños pueblos que bien merecen una vista. Uno de los que destacamos en este artículo es Taüll, un magnífico ejemplo de las construcciones románicas que podemos hallar en el Pirineo Catalán.

taull

Guillén Pérez

Precisamente, una de estas edificaciones es la mayor atracción turística: la Iglesia de Sant Clement, consagrada en el siglo XII y declarada Monumento Histórico-Artístico, además de ser Patrimonio de la Humanidad al pertenecer al conjunto de iglesias románicas del Vall de Boí. Dentro de este mismo conjunto, destaca también la Iglesia de Santa María, del siglo XI.

taull iglesia

Alberto González Rovira

15. Tavertet

Tavertet ofrece unas vistas que te quitarán el hipo, desde el que podemos divisar los pantanos de Sau y, a lo lejos, las montañas de Montseny. Eso sí, seguro que al llegar a este pueblo de la comarca de Osona ya te has quedado sorprendido. Encaramado sobre un peñasco, surge un conjunto de casas de montaña con gran encanto que tienes que visitar.

tavertet

Joan

Dentro de Tavertet, lo mejor es pasear por su casco antiguo, declarado Bien de Interés Cultural, donde ver sus casas de piedra construidas entre los siglos XVII y XIX. El punto más destacado de Tavertet es la Iglesia de Sant Cristòfol, del siglo XI.

16. Monells

Monells es un pequeño pueblo catalán con gran encanto que, paradójicamente, ha pasado inadvertido a ojos del turista durante demasiado tiempo. Su momento de gloria y fama le llegó cuando hace dos años fue el pueblo del rodaje de “Ocho Apellidos Catalanes”, quitando las vendas a muchos turistas que antes habían pasado por alto la belleza de esta villa medieval.

monells

Miquel González Page

Situado en el Baix Empordà, Monells resulta especialmente atractivo por la gran conservación de su villa, donde su plaza porticada invita a pasear tranquilamente, destacando entre sus monumentos la Iglesia de San Ginés, de estilo gótico.

monells casas

Jennifer Woodard

17. Altafulla i Tamarit

Altafulla es un pequeño pueblo marinero de la Costa Dourada. Un remanso de paz en el que poder escapar, donde la arena y la vegetación se fusionan. Junto con un cuidad paseo marítimo y casas blancas de pescadores, en Altafulla aparecen diferentes monumentos históricos para deleitar al turista.

altafulla

Anselm Pallàs

Por ejemplo, podemos encontrar la Iglesia de San Martín, de estilo neoclásico, o el castillo de Montserrat. Al lado, tenemos la pequeña localidad de Tamarit, que también incluimos en este apartado, gracias en buena parte al Castell de Tamarit, un castillo de estilo románico realmente espectacular y que está en la misma orilla del Mediteraneo.

tamarit

Francesc González

18. Castellar de n’Hug

Las Fonts del Llobregat, lugar del nacimiento del Río Llobregat, es un destino muy atractivo cerca de Barcelona. A muy poco de este emplazamiento natural, encontramos el pueblo de Castellar de n’Hug, en lo alto de la montaña, donde podemos encontrar diferentes miradores donde contemplar uno de los paisajes más espectaculares de Barcelona: las montañas de Berguedà.

castellar nhug

El pueblo de Castellar de n’Hug destaca su impresionante ubicación, donde las casas de piedra se mimetizan con las rocas de la montaña. Entre los monumentos de interés de esta localidad, se encuentran la Iglesia de Santa María y la iglesia de San Vicente de Rus.

19. Queralbs

Queralbs es uno de los pueblos de Cataluña que más nos gustan. Situado en el Vall de Nuria, su ubicación permite que esta localidad de casi 200 habitantes viva prácticamente del turismo de la zona. Las casas empedradas, con tejados de pizarra y elementos de madera, te enamorarán por completo. Es uno de los pueblos más bonitos del Pirineo Catalán, ¡que no es poco!

queralbs

Josep Bracons

Entre los monumentos más interesantes de Queralbs para visitar se encuentra la Iglesia de Sant Jaume, una de las iglesias románicas más impactantes de la zona gracias a su grado de conservación. También destaca su ayuntamiento, en l plaza de la villa.

20. Durro

El Vall de Boí contiene localidades sencillamente espectaculares. Durro es una de los más auténticas de esta, por lo que no podía faltar en esta lista de pueblos con encanto de Cataluña, ¡ni mucho menos! Situado en la falda de la Sierra de Corruco, la imagen de Durro con las montañas de fondo nos evocan una tranquilidad pasmosa.

durro

Anselm Pallàs

Durro es uno de los pueblos donde se celebran las Fallas del Pirineo, Fiesta reconocida por la UNESCO de la que os hablamos en este post, en la que los hombres del pueblo descienden con las antorchas desde la Ermita de Sant Quirc. También es obligatoria la visita a la Iglesia Parroquial de la Natividad, uno de los grandes símbolos del románico lombardo de la zona.

21. Prades

Entre el mar y la montaña, en la comarca del Baix Camp, sale a relucir uno de los pueblos más singulares de Cataluña. Hablamos de Prades. Sí, puede que al principio pienses en que es una villa medieval más, pero el caso de Prades es muy singular. La arenisca roja es muy común en esta zona, siendo el material de construcción de esta preciosa localidad. ¿El resultado? Las edificaciones medievales tienen un tono rojizo, motivo por el cual se le denomina la Villa Roja.

prades

SBA73

Catalogada como Bien de Interés Cultural, la Villa de Prades está compuesta por un conjunto amurallado, destacando el castillo de origen árabe, la fuente esférica renacentista de su Plaza Mayor y, cómo no, la Iglesia gótica de Santa María la Major.

22. Peratallada

Para muchos, Peratallada es el pueblo de Cataluña con más encanto. La verdad, no faltan razones para pensar en ello. La comarca del Baix Empordà alberga uno de los pueblos medievales más pintorescos, donde la conservación de sus edificios de piedra, junto con las enredaderas, le dan ese toque especial.

peratallada

Josep Maria Viñolas Esteva

En Peratallada tienes numerosos monumentos que visitar, comenzando por su castillo del siglo XI, la Iglesia de Sant Esteve, construida a principios del siglo XIII, así como la torre del Homenaje o el palacio del siglo XIV.

23. Cardona

La localidad de Cardona, en Barcelona, contiene probablemente el castillo más importante de toda Cataluña. Declarado como Monumento Nacional y Bien de interés Cultural, este castillo, situado sobre una colina, domina toda la zona del Valle Salino.

cardona

Josep Puighermanal

Escenario de innumerables batallas, como la Guerra de Sucesión, el castillo de Cardona y su fortaleza es hoy en día un parador nacional. Pero en Cardona hay mucho más, también puedes visitar la Colegiata de San Vicente de Cardona, del siglo XI, o la Iglesia de San Miguel, del siglo XIII.

24. Castellbò

Situado en el valle de Alt Urgell, Castellbò es uno de los pueblos más representativos de Parque natural del Alt Prineu, en Lleida. Las casas típicas de piedra y terrazas de madera que se asoman de forma imposible sobre el desfiladero bien invitan a un paseo por esta localidad.

castellbo

Josep Maria Viñolas Esteva

El puente que da la bienvenida es uno de las construcciones más interesantes de Castellbò, declarado como Bien de Interés Local. De igual modo, también es interesante visitar los restos de su castillo, así como la Colegiata de Santa María.

25. Santa Pau

Ubicado en la preciosa comarca de La Garrotxa, Santa Pau es un pequeño pueblo medieval rodeado de una maravillosa vegetación. Para que os deis cuenta de su increíble ubicación, está dentro del Parque Natural de la zona volcánica de la Garrotxa  y tenéis muy cerca el hayedo d’en Jordà, dos destinos realmente atractivos.

santa pau

Jorge Franganillo

Más allá de su rico patrimonio natural, Santa Pau posee innumerables rincones que aun denotan la importancia de esta villa medieval, como las iglesias de Santa María o San Vicente, el Monasterio de Sant Juliá del Mont o el Santuario de la Virgen dels Arcs.

26. La Vilella Baixa

La Vilella Baixa es un pueblo muy pintoresco de la Comarcadel Priorat, en Tarragona. En la Sierra de Montsant, se eleva una villa de origen medieval realmente curiosa, debido a la excesiva altura de los edificios en el barranco de Escaladei, dibujando varios niveles entre las casas que le hace increíblemente atractivo.

la vilella baixa

Angela Llop

Además de pasear por las calles de La Vilella Baixa, se puede destacar el puente de piedra que cruza el río Montsant, la Iglesia de San Juan Bautista y las rutas de senderismo que se pueden realizar por la zona.

27. Solsona

Muchas personas, ajenas a esta zona, conocen principalmente Solsona por sus carnavales, declaradas como Fiesta de Interés Turístico Nacional. La realidad es que es mucho más que todo eso. Con el título de ciudad, a pesar de no llegar ni a 10.000 habitantes, el patrimonio monumental de Solsona no tiene nada que envidiar al de las grandes ciudades, ¡ni mucho menos!

solsona

Jordi Domènech i Arnau

Podríamos pasar largo tiempo enunciándoos los lugares que demuestran la belleza de Solsona. Aquí, simplemente, unos ejemplos. Los portales y murallas de la ciudad, reconstruidas en el siglo XIV, la Catedral de Solsona, terminada de construir en el siglo XVIII, su Palacio Episcopal o la Torre de las Horas. Incluye en esta ecuación unas preciosas plazas, como la Plaza Mayor o la Plaza de Sant Joan y tendrás un compendio realmente atractivo de lugares que visitar.

28. Beget

Muy cerca de la frontera con Francia, en el Vall de Camprodon, podemos encontrar un pueblo de acceso más que complicado. Lo que podría parecer un problema, puede ser una de las razones de que su conservación sea realmente espectacular. Estamos hablando de Beget, una preciosa villa medieval del siglo XII. Hoy en día, Beget cuenta con apenas 20 habitantes.

beget

Albert Torelló

Además del encanto de las casas y o el puente que constituyen esta pequeña localidad, el monumento más destacado es la Iglesia de Sant Cristòfol, declarada Bien de Interés Cultural. Una iglesia de estilo románico con elementos del siglo X hasta el siglo XIII.

29. Montblanc

Montblanc es una preciosa villa ducal que se encuentra en la Cuenca de Barberà, Tarragona. Un pueblo que se engloba dentro de la Ruta del Cister, una de las más atractivas para conocer el rico patrimonio de Cataluña. Fundado en el siglo XII, Montlbanc cuenta con uno de los conjuntos amurallados más espectaculares del territorio catalán, lugar donde muchas veces se hospedaban los reyes de la Corona de Aragón.

montblanc

Patrick Chabert

Tanto la muralla, como el casco antiguo de Montblanc, han sido declarados Conjunto Histórico-Artístico. ¡Y no es para menos! Aquí podrás encontrar la fascinante Iglesia gótica de Santa María la Mayor, del siglo XIV, el Convento de San Francisco, o diferentes casas señoriales, como el Palacio de los Josa o la casa de los Desclergue. En definitiva, ¡un trozo de historia al alcance de tu mano!

30. Castellfollit de la Roca

Especial mención se merece Castellfollit de la Roca, un pueblo donde perdernos. Castellfolit de la Roca ofrece una vista panorámica excepcional, colgado sobre un acantilado de más de 50 metros de altura. Un pueblo medieval que, sin lugar a dudas, tiene un gran encanto gracias al entorno y al soporte basáltico en el que se asienta.

castellfollit roca

En el entorno de Castellfollit de la Roca puedes realizar diversas rutas. Dentro del mismo pueblo, además de contemplar unas increíbles vistas a través del Mirador Josep-Pla, podemos pasear por su casco antiguo y visitar la Iglesia de San Salvador, de estilo renacentista tardío.

Como habéis podido ver, aquí habéis podido ver algunos de los pueblos más bonitos de Cataluña. Pueblos costeros, en el Pirineo o con un rico patrimonio cultural, ¡hay de todo! Si ya los habéis visitado, recordad que en esta maravillosa tierra tenéis otros rincones más por descubrir.

 

¡Comparte este artículo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestBuffer this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *